Loading...
Intervenciones en salud2017-09-05T02:34:04+00:00

En las últimas décadas, la investigación en Salud ha supuesto una revolución a la hora de entender y abordar muchas de las enfermedades más comunes, especialmente las de mayor gravedad y las que tienen un curso crónico.

Hoy en día se tiene claro que la mayor parte de ellas no sólo están relacionadas con aspectos físicos, sino que su aparición y su curso depende también de los hábitos de vida de los individuos y de algunos aspectos psicológicos.

Tal es así, que esto está suponiendo un cambio en los tratamientos. A las intervenciones médicas convencionales se han ido sumando las de otros profesionales como fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y también psicólogos, consiguiendo así mejorar el curso de estas enfermedades y velar de un modo más integral por la calidad de vida del paciente, en toda su amplitud.

Cada vez es más común que cuando un paciente sufre enfermedades como el cáncer, como cualquiera de las que cursan con dolor crónico (artritis, lupus, artrosis, lumbalgia, cervicalgia, etc.), u otras como enfermedades gastrointestinales, dermatológicas, cardiovaculares, etc., acuda a un psicólogo que, junto con su tratamiento médico de base, le ayudará a afrontar mejor su enfermedad y todo lo que ésta conlleva.

El trabajo realizado en IPES para estos casos va a estar centrado en dos aspectos fundamentales:

  • Dotar al paciente de herramientas que ayuden a mejorar los hábitos de vida.
  • Entrenar al paciente en estrategias para manejar el estrés y algunas emociones negativas como la ansiedad, el miedo, la tristeza o la irritabilidad, que con frecuencia están presentes en las enfermedades en las que intervenimos habitualmente.

Las distintas investigaciones que se han ido llevando a cabo en los últimos años coinciden en señalar como factores de riesgo importantes para el padecimiento de muchas de las enfermedades la presencia de hábitos de vida poco saludables. Algunos de los más relevantes son: alimentación, actividad física, sueño, consumo de tabaco y alcohol.

Los psicólogos diseñamos intervenciones encaminados a enseñar a los pacientes a modificar sus conductas problemáticas e instaurar otras más saludables, de modo que podamos ayudar a prevenir la aparición de enfermedades o mejorar su curso, en el caso de que ya hayan aparecido.

La investigación psicológica está abierta a un buen número de las enfermedades médicas, pero en las que más trabajamos a nivel clínico en la actualidad es en las de carácter crónico y en aquellas que son más comunes. Entre ellas se encuentran:

  • Dolor crónico y patologías reumatológicas: lumbalgias, cervicalgias, artritis reumatoide, artritis psoriásica, artrosis, etc.
  • Cáncer
  • Enfermedades gastrointestinales: úlcera, gastritis, colon irritable, enfermedad de Chron
  • Enfermedades cardiovasculares: hipertensión, angina de pecho, infarto de miocardio o accidente cerebro-vascular
  • Enfermedades dermatológicas: dermatitis, psoriasis, alopecia
  • Enfermedades respiratorias: asma, enfermedad obstructiva crónica (EPOC)
  • Diabetes

Los síntomas a los que se asocian estas enfermedades y el hecho de que algunas de ellas no remiten, son crónicas, hace que su padecimiento suponga un impacto fuerte para la vida del paciente. Es común que el estrés inicial que experimenta se alargue en el tiempo, y que aparezcan también emociones como la ansiedad, el miedo, la tristeza o la irritabilidad.

Todo esto reduce su calidad de vida aún más de lo que puede hacerlo la propia enfermedad. Pero la necesidad de intervención es aún mayor si tenemos en cuenta que estos factores psicológicos se ha visto que afectan negativamente al curso de estas enfermedades. Cuando el estrés o las emociones negativas se mantienen en el tiempo el sistema inmune se altera, aumenta la tensión muscular, se producen alteraciones gastrointestinales, aumentos en la presión arterial, dificultades para respirar, etc., lo que supone un agravamiento de la enfermedad.

Por todo ello, los psicólogos entrenamos a los pacientes en técnicas que se han mostrado eficaces para afrontar adecuadamente los procesos de estrés y manejar correctamente la ansiedad, el miedo, la tristeza o la irritabilidad, mejorando así su calidad de vida en general, y el curso de la enfermedad y algunos síntomas en particular.

DONDE ESTAMOS

Calle Ferraz, 55. 1ºD
28008, Madrid
Tel. 91 253 71 81

CONTACTA CON NOSOTROS

NOMBRE: (obligatorio)

EMAIL: (obligatorio)

COMENTARIOS: